CINCO PASOS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

Psicomar Psicólogos Marbella vamos a hablar sobre los cinco pasos para mejorar la autoestima. Una autoestima sana es imprescindible para un buen desarrollo psicológico. Cuando hablamos de autoestima nos referimos a la capacidad que tenemos de aceptarnos y valorarnos. 

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

La autoestima es la valoración que haces de ti mismo/a y de tus capacidades, esto se basa en situaciones, sensaciones o experiencias que has ido viviendo a lo largo de tu vida. Una vez más, recalcamos la importancia que tiene la infancia y la adolescencia en la formación de una autoestima sana.

Una autoestima sana es la que favorece el buen funcionamiento y el bienestar psicológico. Valorar de forma objetiva y de forma realista las situaciones.

La imagen que nos formamos de nosotros mismos viene determinada en gran parte por las opiniones, acciones o juicios de nuestros padres y madres, profesores, cuidadores, iguales, resultados de las acciones que llevamos a cabo…

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA AUTOESTIMA?

La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica. Sin autoestima puede ser muy difícil satisfacer ciertas necesidades básicas, y por ello, la supervivencia psicológica se puede ver comprometida.

La consciencia sobre uno mismo es uno de los factores principales que nos diferencian de los animales, es decir, tienes la capacidad de crear tu identidad y después decidir si te gusta o no. El problema aparece cuando rechazamos partes nuestras. Juzgarse y rechazarse a uno mismo produce un enorme sufrimiento.

Por todo esto, la autoestima es tan importante, porque si nuestra autoestima está dañada nos será mucho más complicado relacionarnos, embarcarnos en nuevas aventuras, tomar decisiones, realizar una entrevista de trabajo, perseguir algo en lo que puedes llegar a no tener éxito, pedir ayuda, resolver conflictos.

Una autoestima dañada nos llevará a intentar no asumir riesgos, para así evitar equivocarnos, y con ello evitar volver a sentir dolor.

¿CÓMO PUEDO MEJORAR MI AUTOESTIMA?

COMPASIÓN

La esencia de la autoestima sana es la compasión. Consiste en la aceptación y comprensión hacia uno mismo. Si cometes un error, lo perdonas. Te pones unas expectativas razonables y alcanzables. Fijas metas objetivas. Tiendes a verte como una persona con sus más y sus menos. La compasión es algo que se puede trabajar. Para ello, nos centramos en tres puntos:

 Significa que has descubierto como funcionas, que tienes una idea de por qué eres la persona que eres. Comprenderte significa que en lugar de juzgarte cuando has cometido un error no te dices “soy un error humano, siempre estoy cometiendo errores”, sino que te escuchas, conectas con los sentimientos que hay ahí debajo. Conectas contigo.

Esta es la parte más complicada. El hecho de reconocernos sin juzgarnos. Sin aprobar o sin desaprobar. Para entender a lo que nos referimos vamos a verlo desde un ejemplo: “Acepto que he suspendido el examen” no significa “he suspendido el examen y estoy totalmente de acuerdo”, pero en lugar de entrar en el juicio o en los sentimientos, afronto la situación tal cual es.

Perdonar no es aprobar. Significa que aceptas lo que ha pasado, tal y como ha pasado, respetándote a ti. El perdón nos ayuda a reconocer los errores y aceptarlos, pero a no quedarnos enredados en esos pensamientos de castigo. Por ejemplo, si has cometido un error en el trabajo. Perdonarte no quiere decir que pase de ser algo malo a algo bueno. Ni olvidas lo que ha sucedido. El error sigue estando, de hecho, recordarás el error para no volver a cometerlo en el futuro. Pero no entrarás en el autocastigo, sintiéndote mal una y otra vez durante todo el día.

ASERTIVIDAD

La asertividad es la expresión de una sana autoestima significa conocer tus derechos y los de los demás y defenderlos. Expresar abiertamente tus pensamientos, deseos y sentimientos. A su vez, escuchas las opiniones y consejos de los demás, sin llegar a entenderlos como una verdad absoluta, sino como la opinión de una persona.

MÁRCATE OBJETIVOS

Tener objetivos y propósitos claros y definidos es fundamental. Significa tener una dirección establecida que nos permita ir dando pasos y valorando. Marcarse objetivos no tiene que ser algo rígido e inamovible, más bien es tener una ruta de viaje en la que poder basarnos e ir reajustando. Sino tenemos esa ruta, será difícil tener claro hacia donde vamos. Para establecer las metas y objetivos te proponemos el siguiente ejercicio:

  1. Define lo que quieres conseguir: fija unos objetivos claros y concisos. Intenta que sean lo más detallados posible.
  2. Conecta con esa meta, cierra los ojos e imagina que lo has conseguido ¿Cómo te sientes?
  3. Acción: una vez establecidos los objetivos, tenemos que ponerlo en marcha.

RESPONSABILIDAD

Este paso es muy importante, al igual que los anteriores. Somos los responsables de que nuestra autoestima mejore y, es por ello, que depende de nosotros el pasar a la acción. 

Al responsabilizarnos empezamos a dejar de compararnos, juzgar, infravalorarnos o quitarles mérito a nuestros logros. Responsabilizarse tampoco significa irnos al otro extremo de todo lo hago bien, sino ver la situación tal cual es, y trabajar la parte que podemos cambiar y aceptar la parte que no. 

Para ello podemos utilizar las siguientes preguntas:

  • ¿Qué me gusta de mi vida? ¿Qué no me gusta?
  • ¿Qué depende de mí? ¿Qué no depende de mí? ¿Qué puedo hacer por cambiarlo?
  • De lo que depende de mi ¿Qué acepto? Siendo sinceros con nosotros mismos, ¿puedo seguir adelante aceptando lo que no puedo cambiar y centrándome en lo que sí?
  • ¿Estoy haciendo lo suficiente para generar los cambios que quiero y puedo?
  • ¿Estoy haciendo frente a mis miedos?

MANEJA LOS ERRORES

Una forma de fortalecer y mejorar la autoestima es mediante el correcto manejo de los errores. Para ello, junto con los otros puntos que hemos descrito anteriormente, vamos a trabajar por ver el error como un hecho aislado, no como una persona que está siempre cometiendo errores. 

También vamos a trabajar por asumir ese error como parte del objetivo o cómo forma de ir aprendiendo u obteniendo herramientas necesarias.

En definitiva, tener una autoestima sana es sentir que tienes las capacidades para hacer frente a lo que venga, alcanzando los retos que se presenten y superando las dificultades que vengan. Sentirte valioso, capaz, importante o merecedor de lo que venga, así como con la fuerza suficiente para sostener cualquier emoción que venga o situación, por muy dolorosa que sea, te aporta esa tranquilidad. Una autoestima sana es confiar en ti, en tus recursos y en tus competencias.

La autoestima es algo bastante complejo, lo que aquí exponemos es una aproximación o pequeña ayuda que puede servir como herramienta, pero si consideras que tienes la autoestima baja te recomendamos que te pongas en manos de un profesional de la salud mental que adapte el tratamiento a tu situación. En Psicomar Psicólogos Marbella contamos con un equipo de psicólogos especializados en autoestima.

Mejores psicólogos en Marbella

Centro de Psicología en Marbella

Nuestro equipo de psicólogos y psicólogas estará encantado de atenderte y darte toda la información que necesites, para proporcionar un servicio ajustado a tus necesidades. 

Te puedes informar sin compromiso en el 682 057 334 o rellena el formulario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! Estoy visitando vuestra página web y me gustaría informarme sobre vuestros servicios.