CONTROL DE IMPULSOS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

El control de impulsos en niños y adolescentes es uno de los motivos de consulta principales entre padres y madres. Solemos asociar con demasiada frecuencia la impulsividad con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Sin embargo, las conductas impulsivas son mucho más frecuentes y necesarias de lo que pensamos y, van variando en la medida en que los niños van creciendo.

La carencia de autocontrol y el comportamiento impulsivo pueden tener una importancia muy grande sobre el desarrollo de la personalidad, es por ello que los padres y madres se muestran preocupados cuando ven que sus hijos e hijas pueden presentar problemas a la hora de controlar la impulsividad.

 

La regulación emocional forma parte de la experiencia de ir creciendo. Consiste en pasar de no saber gestionar las emociones a aprender a regular las emociones, es decir, saber cuándo y cómo expresarlas es lo que llamamos control de impulsos. 

¿Qué es el autocontrol?

El autocontrol es la capacidad de manejar los pensamientos, acciones y emociones para poder llevar a cabo una acción. Dicho de otra forma, es la capacidad consciente de regular los impulsos de forma voluntaria, con el objetivo de alcanzar el equilibrio. Cosas que pueden resultar sencillas como permanecer sentados o esperar tu turno, realmente tienen detrás una habilidad bastante compleja que se va desarrollando con el tiempo. Es por ello que no podemos esperar lo mismo de un niño de 2 años que de uno de 7 años.

Una persona con autocontrol puede manejar sus emociones y regular su comportamiento para conseguir un objetivo. Enseñar a los hijos a como tener autocontrol es una de las mayores demandas en consulta.

¿Qué es la impulsividad en niños?

La impulsividad es el término utilizado para describir la
forma en la que una persona actúa sin pensar en las consecuencias futuras que
su conducta pueda tener. Un comportamiento impulsivo puede indicar una
baja tolerancia a la frustración, deficiente control de los impulsos o problemas
de autorregulación. Es decir, les resulta difícil no hacer lo primero que les
apetece o se les ocurre. No piensan en las consecuencias de sus actos o hacen y
dicen lo primero que piensan, lo que puede acarrear un gran número de
problemas.

Todos los niños y niñas son impulsivos durante los primeros
años de vida, y esto va disminuyendo a medida que van creciendo, ya que los
procesos de autorregulación van evolucionando a lo largo de la infancia.

Algunos niños y niñas no lo hacen al ritmo que deberían según su
nivel de desarrollo y esto puede afectar a todas las áreas de funcionamiento,
ya que la autorregulación y la integración de funciones son fundamentales para
conseguir un buen rendimiento y adaptación. 

¿Cuándo la impulsividad en niños es un problema?

A continuación, os dejamos una lista de conductas que pueden ayudar a detectar si vuestro hijo o hija es incapaz de controlar sus impulsos:

Estas pueden ser algunas pistas que te pueden ayudar a identificar si tu hijo o hija tiene problemas de impulsividad. Aunque esto pueda servir de guía o de ayuda, lo recomendable es que un especialista en terapia de control de impulsos para niños y adolescentes te asesore. Ya que todos los puntos descritos anteriormente dependen de la edad y la madurez de cada niño, así como la intensidad, la duración… es decir, hay muchas variables que influyen.

Beneficios de controlar los impulsos

¿Cómo se mejora el control de impulsos?

¿Qué podemos hacer como padres para ayudar a nuestros hijos
a controlar sus impulsos? A continuación, os proponemos una serie de
recomendaciones o técnicas para el control de impulsos que nos pueden ayudar a dejar de ser impulsivo:

Terapia para el control de impulsos

Todo lo expuesto en este artículo son pautas para poder ir trabajando desde casa con los más pequeños, si todo esto no es suficiente, es necesario buscar ayuda profesional que valore de forma correcta cada caso y de las pautas adaptadas a cada situación.

En Psicomar Psicólogos Marbella contamos con profesionales expertos en el trastorno de control de impulsos tratamiento que además de ayudar al menor con el control de la impulsividad también valorará el caso de forma individualizada para proporcionar un tratamiento personalizado adaptado a las necesidades de cada familia.

Mejores psicólogos en Marbella

Centro de Psicología en Marbella

Nuestro equipo de psicólogos y psicólogas estará encantado de atenderte y darte toda la información que necesites, para proporcionar un servicio ajustado a tus necesidades. 

Te puedes informar sin compromiso en el 682 057 334 o rellena el formulario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! Estoy visitando vuestra página web y me gustaría informarme sobre vuestros servicios.