EL SÍNDROME DE LA IMPOSTORA ¿QUÉ ES?

“Siento que se van a dar cuenta de que soy un fraude, de que no soy tan buena cómo piensan”, “lo que he conseguido ha sido suerte”, “no tengo ni idea de nada”, “no sirvo para nada”.

En el siguiente artículo vamos a hablar sobre el síndrome de la impostora ¿qué es? consiste en una serie de síntomas que impiden reconocer los propios logros o valía personal, junto con el miedo a ser descubierto como mentiroso o mentirosa.

Son personas que están convencidas de ser un fraude y de no merecer lo conseguido. Tienden a ver los logros como suerte. El síndrome del impostor, aunque se suele relacionar con el trabajo o los estudios, también puede darse en el ámbito social.

En terapia nos encontramos en muchas ocasiones con gente con bastante éxito a nivel profesional, logros académicos y/o vida social, que piensan que todo es debido a un golpe de suerte y que no se merecen lo que tienen. Pueden tener miedo a perder todo aquello que han conseguido, no permitiéndose disfrutar de lo conseguido, ya que el miedo a “ser descubiertos” o perder lo conseguido, lo nubla todo.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de la impostora?

Cómo saber si sufro el síndrome de la impostora, para responder a esta cuestión, vamos a hablar a continuación de algunos de los síntomas o características para empezar a ser consciente de si te está afectando o no el síndrome de la impostora.

¿Cuáles son las causas del síndrome de la impostora?

Entre las causas del síndrome de la impostora más comunes que nos encontramos son:

¿Qué consecuencias tiene el síndrome de la impostora?

Entre las consecuencias del síndrome de la impostora, nos encontramos con:

“En cuanto confíes en ti mismo, sabrás cómo vivir” Goethe

TIPOS DEL SÍNDROME DE LA IMPOSTORA

En el libro el síndrome de la impostora de Elisabeth Cadoche habla sobre los diferentes perfiles que nos podemos encontrar dentro del síndrome de la impostora. Valerie Young experta en el síndrome de la impostora dividió el cinco perfiles diferentes:

PERFECCIONISTA

Suele ser el tipo más frecuente. La atención se centra en absolutamente todo lo que hacen, un fallo sin importancia, un resultado que no sea brillante genera una sensación de fracaso y vergüenza.

En este caso, existe miedo a que salga a la luz la ineptitud o que se descubra el fraude y para compensar que esto no suceda lo compensamos en exceso para evitar cometer errores o no ser brillantes, y así evitar la vergüenza de no ser suficiente. Con todo este mecanismo se va generando la idea de “esto lo he conseguido, porque he puesto todo de mí, si lo hiciese de forma normal, no tendría estos resultados”.

EXPERTA

Entre las trampas más comunes que nos podemos encontrar detrás de la impostora experta es el de “sólo soy competente si lo se todo”. Aquí la persona se convierte en una estudiante de la vida, puesto que siente que nunca sabe lo suficiente. En lugar de transmitirse la confianza de tengo las herramientas y mecanismos para hacer frente a lo que venga y los que no tenga los iré adquiriendo, va por delante y prevé lo que podría faltarle.

INDEPENDIENTE

Piensa que tiene que entenderlo y conseguirlo todo ella sola. Hacerlo desde el principio hasta el final, sin ayuda. Pedir ayuda es señal de debilidad. Algunos de los pensamientos que puede tener son: “soy válida si lo hago sola”, “pedir ayuda es signo de debilidad y vergüenza”, “yo sola pueda y debo”.

SUPERDOTADA

En este caso, no solo hablamos de tener éxito, sino también de que este tiene que ser fácil y rápido, sino será entendido como un fracaso. Empezar algo y no dominarlo a la primera llega a equipararse con un fracaso que le conectaría con la misma emoción: vergüenza. Algunos pensamientos que se pueden dar aquí serían: “tienen que salirme las cosas a la primera”, “soy ineficaz, vaga y lenta”

SUPERWOMAN

La vergüenza aparece cuando la persona no es capaz de cumplir con todos los papeles (madre, hija, amiga, trabajo…), si no consigue asumir todo de forma brillante, será asumido como un fracaso. Su valía depende del número de funciones que es capaz de llevar a cabo. Tener éxito en un solo ámbito no es su suficiente. Necesita brillar en cada una de las cosas que haga o se le atribuya, para así, poder sentirse competente.

Tratamiento del Síndrome de la impostora

Para saber como lidiar con el síndrome de la impostora os dejamos a continuación algunas claves:

Autocompasión

Ya hemos visto que la autoexigencia tiene mucha fuerza en el síndrome de la impostora, así una forma de trabajar dicha exigencia es a través de la autocompasión. Para empezar a verte como a alguien que quieres y dejar de juzgar absolutamente todo lo que haces. La autocompasión permite silenciar la autocrítica ante los errores y el miedo al fracaso.

Reconocer tus logros ampliando la visión de túnel

Al igual que no lo podemos hacer todo bien siempre, también es irracional pensar que todo lo hacemos mal. La visión de túnel es una trampa del pensamiento, que nos hace poner el foco en sólo una parte de la realidad. Una parte de la terapia del síndrome de la impostora irá dedicado a racionalizar parte de este pensamiento, para poder ver la situación de una forma realista, sin entrar en la idealización ni en la victimización.

Trabajar el sentimiento de vergüenza

Ese sentimiento suele estar relacionado con la idea de no querer decepcionar a los demás. Esto lleva a limitar las creencias que tenemos sobre nosotros mismos:

  • Aparece miedo a no ser apreciado por cómo somos
  • Miedo al rechazo
  • Miedo a la humillación.

La posibilidad de rechazo o de hacer el ridículo puede ser algo realmente grande para una persona con el síndrome de la impostora. Parte del trabajo consiste en salir de esa zona y adentrarse en que es posible fracasar, y si así pasa, aprenderemos herramientas nuevas, fortaleceremos nuestra resiliencia…

Cambiar la mirada sobre nosotros mismos

No podemos controlar a los demás, pero si que podemos trabajar por ser menos críticos, por ello una parte importante de la terapia irá enfocada a trabajar la autoestima.

En Psicomar Psicólogos Marbella tenemos un equipo de psicólogos dispuestos a ayudarte si consideras que estás sufriendo el síndrome de la impostora.

Mejores psicólogos en Marbella

Centro de Psicología en Marbella

Nuestro equipo de psicólogos y psicólogas estará encantado de atenderte y darte toda la información que necesites, para proporcionar un servicio ajustado a tus necesidades. 

Te puedes informar sin compromiso en el 682 057 334 o rellena el formulario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! Estoy visitando vuestra página web y me gustaría informarme sobre vuestros servicios.