MEJORAR LA COMUNICACIÓN FAMILIAR

Antes de comenzar, nos gustaría que te plantearas las siguientes preguntas:

¿Crees que tienes una buena comunicación con tus hijos? ¿consideras que es importante que haya una buena comunicación? ¿Sueles hablar mucho con tus hijos? ¿Cuáles suelen ser los temas principales de conversación?

En este artículo vamos a hablar sobre como mejorar la comunicación familiar,  centrándonos en el tipo de comunicación que tenemos con nuestros hijos. 

La mayor parte de la comunicación suele ser negativa. Centrada en regañar, ordenar o conseguir que hagan las cosas cómo queremos. Con esto lo que conseguimos es que vayan aprendiendo a evitar la comunicación con los padres y madres, para evitar sentirse criticados o corregidos.

 

La comunicación centrada en corregir o criticar, tiene el objetivo de “intentar ayudarles a mejorar». Con la mejor intención de educar a los hijos, muchas conversaciones se centran en evaluaciones, juicios, críticas u órdenes. 

Se suele utilizar un lenguaje de no aceptación. Lo que conseguimos es que, poco a poco, deje de haber una comunicación. Aprenden que es más fácil no contar como se sienten o sus problemas, porque no sienten que los padres o madres puedan ayudarles. 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE UNA BUENA COMUNICACIÓN?

Una buena comunicación es importante porque hace que las relaciones sean fuertes y saludables. Porque nos ayuda a transmitir aceptación a nuestros hijos, permitiendo que se abran y compartan con nosotros sus sentimientos y sus preocupaciones. 

También les ayuda a tener un autoconcepto sano, a aprender a resolver sus problemas y a ser más independientes. En contra de lo que se piensa, que escuchamos mucho en terapia, utilizar la crítica, el juicio, las órdenes como forma de comunicarnos con ellos, no los hace más fuertes e independientes, hace que se cierren a nosotros y no confíen en que podemos ayudarlos.

El simple hecho de aceptar lo que nuestros hijos nos cuenten, sin demostrarles que así lo estamos sintiendo, no es suficiente. 

¿CÓMO SABER SI EN MI FAMILIA HAY UNA BUENA COMUNICACIÓN?

TÉCNICAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN FAMILIAR

ESCUCHA ACTIVA

Escuchar es el primer paso. Esto que parece tan sencillo, no lo es siempre. Implica nuestro interés por la conversación y por lo que nos están contando. Significa permitir a la persona expresar sus sentimientos e ideas sin criticar y sin restar importancia. Algunas características de la escucha activa son:

  • Mantener el correcto contacto visual
  • No interrumpir, permitir que termine de hablar
  • Comprender y aceptar los sentimientos de la persona que habla
  • Validar los sentimientos
  • Mostrar interés por lo que está contando

PRESTAR ATENCIÓN AL LENGUAJE VERBAL Y AL NO VERBAL

No mandar mensajes dobles, es decir, mensajes en los que digo algo, pero las emociones que se expreso parecen decir algo diferente. Por ejemplo, un padre sonríe mientras está regañando a su hijo. La sonrisa implica aprobación, mientras que le está regañando. Esto sería un doble mensaje, que suelen generar bastante confusión.

MENSAJES “YO”

Son mensajes en primera persona, donde transmitimos lo que la conducta de los demás nos hace sentir, sin entrar en criticas o ataques. Con los mensajes tipo “yo” estamos ayudando a la otra persona a que comprenda cómo nos sentimos, por lo que será más fácil que se de cuenta. A su vez, este tipo de mensajes, permiten que la otra persona se abra y exprese sus propias emociones, favoreciendo así la comunicación familiar sana.

TIEMPO DE CALIDAD

Al igual que la escucha activa es uno de los mayores reforzadores que podemos utilizar, pasar tiempo de calidad en familia. Disfrutar de alguna actividad juntos, como por ejemplo, ver una película, leer un cuento, jugar a juegos de mesa… genera conexión, evita el aislamiento y ayuda establecer conversaciones en relación a la actividad que se esté realizando.

PASAR TIEMPO SIN PANTALLAS

Pasar tiempo sin pantallas puede llegar a ser bastante complicado en nuestro día a día, la tecnología se ha vuelto algo imprescindible en nuestras vidas. Pero buscar momentos al día sin ningún dispositivo o pantalla que nos distraiga, puede ser una buena forma de mejorar la comunicación familiar.

Un ejemplo puede ser, quitar la tele durante la cena y trabajar esa escucha activa y sin críticas durante ese tiempo.

La comunicación familiar es algo realmente importante a lo que debemos dedicar tiempo y atención para establecerla con nuestra familia. En este artículo desde Psicomar Psicólogos Marbella os queremos acercar un poco qué es y por qué es tan importante. Pero, como siempre decimos, si creéis que se ha convertido en un problema o que por mucho que lo intentéis no hay comunicación o no es una comunicación sana, sería importante contactar con un profesional para que os pueda dar las pautas necesarias.  

Mejores psicólogos en Marbella

Centro de Psicología en Marbella

Nuestro equipo de psicólogos y psicólogas estará encantado de atenderte y darte toda la información que necesites, para proporcionar un servicio ajustado a tus necesidades. 

Te puedes informar sin compromiso en el 682 057 334 o rellena el formulario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! Estoy visitando vuestra página web y me gustaría informarme sobre vuestros servicios.