RESPONSABILIDAD AFECTIVA ¿QUÉ ES?

Vivimos en la era de las relaciones superficiales y del individualismo. Cuidar de nosotros mismos no significa necesariamente descuidar a los demás. No debemos olvidar que somos seres sociales, que nos necesitamos los unos a los otros y que nuestros actos tienen una repercusión en los demás. Esto es lo que conocemos como responsabilidad afectiva. 

¿QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD AFECTIVA

La responsabilidad afectiva o emocional es ser consciente de cómo nuestros actos tienen repercusión en las personas con las que nos relacionamos. Dicho de otra forma, es la capacidad de reconocer que nuestras conductas afectan a otras personas. La responsabilidad afectiva nos permite pensar en cómo mi decisión o actuación puede afectarle a otra persona. Entre los signos de responsabilidad afectiva nos encontramos con una mezcla entre empatía, acción y conciencia.

La responsabilidad emocional implica que seamos asertivos, cuidadosos, precavidos, reflexivos a la hora de actuar, para tomar nuestras propias decisiones respetando las emociones y vulnerabilidades de la otra persona.

Consiste en encontrar el equilibrio entre lo que yo quiero o necesito y cómo eso puede afectar en la otra persona.

¿QUÉ ES NO TENER RESPONSABILIDAD AFECTIVA?

Una persona que no tiene responsabilidad afectiva se
caracteriza por no responsabilizarse de sus sentimientos. Tiene tendencia a culpabilizar
a los demás de sus emociones. Tienden a crear falsas esperanzas o expectativas
en los demás. Invalidan sus emociones y las de la gente que está a su
alrededor. 

Alguien que no tiene responsabilidad afectiva presenta los siguientes síntomas: 

EJEMPLOS DE FALTA DE RESPONSABILIDAD AFECTIVA

A continuación, os mostramos una lista de conductas que indican falta de responsabilidad afectiva: 

RESPONSABILIDAD AFECTIVA EJEMPLOS

A continuación, os proponemos ejemplos de responsabilidad afectiva: 

  • Cuidarse mutuamente, entendiendo que ambas partes tienen deseos y necesidades, sin olvidarnos de nosotros mismos.
  • Cumplir con los acuerdos establecidos en la relación, desde el respeto, nunca desde la imposición.
  • Compartir las emociones y validar las emociones.
  • Utilizar nuestra inteligencia emocional. Esto es hacernos cargo de nuestras propias emociones, sensaciones, pensamientos…
  • Utilizar la empatía y la asertividad, ya que entendemos que nuestras acciones tienen repercusión en cómo la otra persona pueda sentirse.
  • Ser honestos y claros con lo que queremos y esperamos de la relación. Cuando hay falta de claridad es cuando se puede herir a la otra persona.
  • Reconocer y respetar los límites de la otra parte, sin forzar y sin presionar.

¿CÓMO TENER UNA RESPONSABILIDAD AFECTIVA?

La responsabilidad afectiva es algo que se aprende y se desarrolla con práctica. Cuando nos encontramos ante casos en los que la persona o nosotros mismos parece no tener responsabilidad afectiva es importante pedir ayuda profesional, que pueda ayudar a tener responsabilidad afectiva.

Nuestro equipo de psicólogos en Marbella está dispuestos a resolver todas tus dudas con respecto a la responsabilidad afectiva y a recomendarte el mejor tratamiento en el caso de que sea necesario.

Mejores psicólogos en Marbella

Centro de Psicología en Marbella

Nuestro equipo de psicólogos y psicólogas estará encantado de atenderte y darte toda la información que necesites, para proporcionar un servicio ajustado a tus necesidades. 

Te puedes informar sin compromiso en el 682 057 334 o rellena el formulario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¡Hola! Estoy visitando vuestra página web y me gustaría informarme sobre vuestros servicios.